miércoles

EN LA OSCURIDAD

María Jiménez destacó en el panorama musical español por ser distinta de las folclóricas al uso o a las cantaoras del momento. Aunque no especialmente dotada en su voz, suplió a base de temperamento sus carencias con unas interpretaciones vibrantes y un físico espléndido, que se ganaron el favor del público. Tuvo además la suerte de coincidir en Movieplay con Manuel Picón, que la escribió unas canciones excepcionales (como no podía ser de otra forma en tan genial autor). Véase esta estupenda "En la oscuridad".
"En la oscuridad, tus manos que acarician mi cintura;
mi cuerpo que, desnudo, es cosa tuya;
tu aliento que me quema de pasión.
En la oscuridad, tus brazos que me aprietan como locos;
y, luego, este rendirse poco a poco,
sintiendo por mis venas tu canción.
Sigue amor, sigue así: besándome con rabia, marcándome la piel.
Sigue amor, soy feliz y no me importa nada beberte de una vez.
En la oscuridad, sudando sobre sábanas revueltas,
tu boca que me sabe como a menta
y toda la fragancia del amor.
En la oscuridad, tus brazos que me aprietan como locos
y luego este morirse poco a poco
latiendo corazón a corazón.
Sigue amor, sigue así: besándome con rabia, marcándome la piel.
Sigue amor, soy feliz y no me importa nada beberte de una vez...