sábado

PERDIDOS EN PARIS Y OTROS


El Puma hace toda una exibición interpretativa con estos tres temas de indudable calidad: "Perdidos en París", "Pelear por la vida" y el famoso "Himno de la alegría". La segunda canción es poco conocida, una creación de José María Purón, y el "Himno" fue un gran éxito de Miguel Ríos de los años setenta, en una versión magnífica del malogrado Waldo de los Ríos. Esta canción lanzó al cantante granadino al éxito internacional, mucho más por los arreglos y orquestación de Waldo de los Ríos que por la interpretación de Miguel.
"Tus ojos parecían dos lunas de un tapiz
tu noche fue mi noche, perdidos en París.
Amarte era tan fácil, tu libre, libre yo
basta de lágrimas, esta noche no.
Siguiendo nuestros pasos la luz del boulevard,
los últimos abrazos, el piano de aquel bar,
la calma el otoño refugio en un hotel,
basta de lágrimas no te acuerdes de él.
Porque esta noche yo te quiero hacer feliz,
somos dos náufragos perdidos en París.
Una noche mas, en nuestra vida
que mas da si luego todo acaba en despedida,
Una noche mas y luego Dios dirá,
si el amor despertará nuestra piel dormida.
Una noche mas en nuestra vida
y por fin sabrás si tu eres suya o eres mía.
Dos sombras que se besan, en una habitación
dos locos que atraviesan momentos de pasión
olvida esta noche, escapa de tu ayer,
basta de lágrimas no te acuerdes de él.
Porque esta noche yo te quiero hacer feliz,
somos dos náufragos perdidos en París.
Una noche mas, en nuestra vida
que mas da si luego todo acaba en despedida,
Una noche mas y luego Dios dirá,
si el amor despertará nuestra piel dormida"
.