lunes

UNA DE DOS


Luis Eduardo Aute fue un "todo en uno" español que apareció en los sesenta con una extraña y personalísima canción, una especie de letanía llamada "Aleluya", y que mucho después versionaron Massiel y Jairo. Después, tras su "Aleluya número 2" se dedicó a componer y cantar cancioncitas de poco más de un minuro de duración, entre las que destaca "Acaso" y "Amor, te digo esa palabra, mil veces repetida...". Le escribió a Massiel canciones de éxito, como "Rosas en el mar", a la vez que pintaba y se apuntaba a la "movida madrileña", dentro de la progresía burguesa de entonces. Pero lo malo es que, tras el éxito de "Al alba" y otras que compuso para Rosa León, comenzó a escribir, grabar y actuar con canciones largas larguísimas, de texto farragoso y esotérico, apoyado en melodías simples y voz tenue y monocorde. Publicaba discos, escribía textos, exponía pintura, gustaba a las mujeres...era feliz. Pues enhorabuena.
En este video, canta (es un decir) alguna de sus aburridas letras, destacando una trangresora "Una de dos", que, al menos, tiene cierta gracia.

"No sabes el dilema que me crea pasar de todo y no decir ni mu,
por eso estoy aquí, maldita sea, plantando cara como harías tú.
Lo que sucede es que me he enamorado, como el perfecto estúpido que soy,
de la mujer que tienes a tu lado...encájame el directo que te doy.
Una de dos, o me llevo a esa mujer
o entre los tres nos organizamos, si puede ser.
No creas que te estoy hablando en broma aunque es encantador verte reír
porque estas cosas hay quien se las toma a navajazos o como un faquir.
Que aquí no hay ni Desdémonas ni Otelos ni dramas mexicanos de Buñuel,
recuerda que ese rollo de los celos llevó a Caín a aquello con Abel.
De qué me sirve andarme con rodeos, a ti no puedo hacerte luz de gas,
esas maneras son para los feos de espíritu y algunas cosas más.
Que esa mujer me quiera no es tan raro si piensas que a ti te quiere también,
lo más terrible es que lo ve muy claro, pretende no perderse ningún tren.
Una de dos, o me llevo a esa mujer
o te la cambio por dos de quince, si puede ser."